marzo 22, 2017

Garantía del lacado

La garantía del producto comienza a tener validez desde la fecha de la entrega del producto al cliente.

La garantía de las bobinas lacadas se da en función del tipo de pintura, del espesor del lacado, del color, de la zona climática donde se instale el producto y de la aleación de aluminio que se solicite. Para asegurarnos de que el producto cumple con los requisitos deseados, será necesario que el cliente nos comunique cuál será el producto final que se fabricará, así como la zona de instalación del mismo.

Se admite que las evoluciones de aspecto, color y brillo, del recubrimiento podrán producirse de manera lenta, progresiva y uniforme de acuerdo con los usos y costumbres en el mercado.

Como orientación adjuntamos un cuadro con las evoluciones de color y brillo que presentan los recubrimientos según el producto aplicado, bien se trate de Poliéster superdurable (ALU-HD), Poliuretano – poliamida (ALU-PUPA) o ALU-PVDF.

Estos datos se clasifican en 2 zonas climáticas:

– Zona A: > 45˚ latitud norte > 45˚ latitud sur

p.ej. Escandinavia, Islandia, Gran Bretaña, Islandia, Países Bajos, Bélgica, Luxemburgo, Francia, Suiza, Alemania, Austria, etc.

– Zona B: Entre 15˚ y 30˚ latitud norte o entre 45˚ y 30˚ latitud sur

p.ej. Francia, Portugal, España, Italia, Grecia, Turquía, etc.

Para asegurar la calidad del producto, en nuestra fábrica verificamos los siguientes valores de la pintura seca que dependerán del tipo de pintura y acabado:

La garantía tiene que cumplir determinadas condiciones:

 – La banda prelacada, una vez entregada al cliente, debe almacenarse en un lugar cubierto.

– La manipulación del producto tiene que ser la usual según cada caso.

– Los productos prelacados una vez instalados, deben tener un mantenimiento, limpieza periódica, ya que de esta manera se evita el ensuciamiento y la degradación de aspecto y color.

-Tener presente que en las diferentes aplicaciones que tienen los materiales prelacados, hay que evitar las uniones con otros materiales que no sean compatibles con el aluminio (como es el caso del hierro), ya que se produciría un par eléctrico y alteraciones, facilitando la corrosión (“no garantía”).

Se excluye de la garantía:

– Cualquier manipulación del producto no adecuada, en la que se someten partes a levantamientos de la superficie recubierta (cortes, taladros y plegados o doblados, cuyo radio sea inferior al espesor del soporte antes de recubrir).

– Almacenaje, tratamiento y elaboración en todos los procesos de fabricación, limpieza y construcción incorrectos.

– Productos localizados dentro de un área de 3 Km de zonas de marea u otras zonas de agua salada. Se recomienda tener muy presentes las instalaciones situadas en el litoral con distancias inferiores a los 3 Km, debido a la acción del viento, juntamente con el levantamiento de la arena y el salitre. Con la acción de los vientos se produce un impacto sobre las superficies prelacadas y en consecuencia una abrasión continuada. Transcurrido un corto periodo de tiempo, se produce pérdida del espesor de la capa de pintura y seguidamente oxidación (“ no garantía “).

– Productos localizados dentro de un área de 3 Km de industrias químicas o similares que emitan sustancias peligrosas y favorables a la corrosión.

 

Hay que tener presente que para los productos prelacados es esencial el lugar donde se instalan, ya que en las zonas de agresividad química o corrosiva los productos prelacados son susceptibles de ser atacados por condensación o goteo (“no garantía”).

Como prolongación a lo citado anteriormente, NO se deben EMPLEAR líquidos limpiadores agresivos, productos adhesivos y/o tapaporos sobre la superficie de los productos prelacados, ni durante el montaje o colocación de las obras, ni para su limpieza o mantenimiento. Estos productos pueden perjudicar al producto prelacado (“no garantía”).

La garantía en el caso de reclamación no es prorrogable en ningún caso. Queda excluido de la garantía, hacerse cargo del paro técnico, pérdida de explotación, privación de uso y pérdida de imagen.